MalasañaRestaurantesSin categoría

Arroz con bogavante barato para comer en Madrid. En restaurante Albur.

By 5 octubre, 2016 12 Comments

Como la paella de mamá no hay nada, pero los arroces del restaurante Albur se acercan bastante. Tienen un montón de arroces y de tapas variadas para disfrutar de una rica comida un fin de semana, por ejemplo. El plato estrella, el “arroz con bogavante“. Al oír esta palabra a muchos nos tiemblan los bolsillos de miedo. Pero en pleno barrio de Malasaña, puedes comerte un delicioso arroz por un precio muy asequible.

[vc_empty_space height=”50px”]

RESTAURANTE DE ARROZ EN MALASAÑA. ESTE BARRIO LO TIENE TODO…

En Malasaña hay restaurantes para todos los gustos, ya lo sabes. En Albur podrás comer muchas cosas, pero si destacan por algo son por sus maravillosos platos de arroz. El local, como no podía ser de otra forma estando donde está, tiene una decoración muy peculiar. Han querido mantener la estética de una taberna “de toda la vida” pero con toques más modernos. Es genial para comer, tomar unas tapas, o cenar. Tiene varios espacios y en todos ellos te sentirás como un domingo de paella en tu casa.

[vc_empty_space height=”50px”] [vc_empty_space height=”50px”]

¿PEDISTE UN BUEN ARROZ PARA COMER NO?

¡Si si! Pero antes un aperitivito. Me costó decidir por que tenían cosas tan ricas… Pero cuando leí pulpo a la brasa con crema de patata y aceite de pimentón, no pude leer nada más. El nombre ya te hace exclamar un “¡Uis, que sofisticado!” pero cuando llega a la mesa ya te quedas sin palabras… ¡Con pétalos de rosa y todo!

Y si el entrante es así os podéis imaginar el arroz ¿no? ¡Expectacular! Cuando llegó el camarero casi no le dejo ni poner el plato en la mesa. El olor, las pincitas asomando como diciendo “cómeme”, y el arroz envolviéndolo todo…. Podéis haceros una idea. Por un momento te olvidas que estás en Madrid y te trasladas a un restaurante a pie de playa con la brisita del mar. Hay muchos arroces en la carta pero con este acertarás seguro. Merece la pena probarlo.

[vc_empty_space height=”50px”] [vc_empty_space height=”50px”]

QUE PENA QUE NO TE QUEDARA HUECO PARA UN POSTRE…

Bueno, acabe llena, pero nunca lo suficiente como para resistirme a un postre. Y quien dice uno dice ¡TRES! Lose… Pero es que menudos postres. Fui acompañada así que pedí varios para compartir. Preparar los baberos.

Empezamos con un Bicuit de mango y coulins de chocolate al cardamomo negro. O mejor dicho, un delicia de mango y chocolate.

Cambiamos a la manzana ahora. Crujiente de manzana con mouse de queso y galleta. Este sencillamente estaba increíble. Sin duda el mejor.

¿Y qué pasa cuando vemos que hay Brownie en la carta de postres? Que lo pedimos, eso es. Así que aquí está el Brownie de tres chocolates con aceite de oliva virgen extra y sal en escamas. El toque de la sal está muy de moda ahora y no puede acertar más ese toque salado.

[vc_empty_space height=”50px”] [vc_empty_space height=”50px”]

¡QUE HAMBRE! ADEMÁS DICES QUE ES BARATO…

Salió todo por muy buen precio. Es una comida para una ocasión especial, pero de vez en cuando a todos nos gusta darnos un caprichito ¿verdad?

El entrante de pulpo fueron 8€. Había muchas más cosas para compartir e incluso para solo comer eso de raciones a un precio muy similar. Y ya veis la buena pinta que tiene.

El arroz fueron 25€ (para 2 personas). Está bastante bien, pero si es muy caro tienes otros arroces desde 15€. Y puedo asegurar que comerás o cenarás de lujo.

Y por último los postres fueron 5€ cada uno. Para rematar por todo lo alto.

[vc_empty_space height=”50px”]

¿DÓNDE DICES QUE ESTÁ?

En Malasaña, en plena calle Manuela Malasaña. Se ve fácilmente. Es una callecita llena de bares y de buenos sitios para zampar con el restaurante 80 Grados. Mmm…

[vc_empty_space height=”30px”][vc_gmaps link=”#E-8_JTNDaWZyYW1lJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cHMlM0ElMkYlMkZ3d3cuZ29vZ2xlLmNvbSUyRm1hcHMlMkZlbWJlZCUzRnBiJTNEJTIxMW0xOCUyMTFtMTIlMjExbTMlMjExZDMwMzcuMTA4NjgyMjY3OTQxJTIxMmQtMy43MDU4MzAzODQ2MDM3MiUyMTNkNDAuNDI4NTkyMjc5MzYzNyUyMTJtMyUyMTFmMCUyMTJmMCUyMTNmMCUyMTNtMiUyMTFpMTAyNCUyMTJpNzY4JTIxNGYxMy4xJTIxM20zJTIxMW0yJTIxMXMweGQ0MjI4NjFmMGY2ZTcxZiUyNTNBMHg3ZTIwNTUyNGNiNmU4OWMxJTIxMnNDYWxsZSUyQmRlJTJCTWFudWVsYSUyQk1hbGFzYSUyNUMzJTI1QjFhJTI1MkMlMkIxNSUyNTJDJTJCMjgwMDQlMkJNYWRyaWQlMjE1ZTAlMjEzbTIlMjExc2VzJTIxMnNlcyUyMTR2MTQ4NTQ2MTU3MjQyOCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyNjAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyNDUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwc3R5bGUlM0QlMjJib3JkZXIlM0EwJTIyJTIwYWxsb3dmdWxsc2NyZWVuJTNFJTNDJTJGaWZyYW1lJTNF” size=”250″][vc_empty_space height=”50px”]

NO HAY MÚSICA PERO…

Yo siempre os dejo las canciones que cantaba en mi cabeza cuando comía este manjar. El sitio, los platos, el barrio…

[vc_empty_space height=”30px”]
[vc_empty_space height=”50px”]

SUS RRSS

 

 facebook (1)  twitter (1)

Silvia Ontiveros

Autor Silvia Ontiveros

Más artículos de Silvia Ontiveros

Join the discussion 12 Comments

Deja un comentario